Un día me viste y al siguiente que quisiste.

Jamas lo supe, alguien mas dijo lo que no pudiste.

En mi inocencia de niña no veía tus intenciones.

Erre al pensar que eran chismes de salones.

Eras mi amigo sin condiciones.

 


 

Te acostumbraste a ser mi amigo.

Renunciaste a intentar de nuevo tener algo conmigo.

Pasaron lo años y ser mi cómplice era lo único que teníamos.

Comencé a notar lo que mi ceguera ignoro por años.

Me rehusé a aceptar esa realidad, no quería perder a mi amado amigo.

 


 

Pasaron más años, lo nuestro ha sido una novela.

Comprendí que eras lo que tanto deseaba.

Quise intentar y darnos una oportunidad.

En ese momento tu estabas reacio a intentar.

Después de tanto tiempo creíste no habría oportunidad.

 


 

Estaba en un proceso de cambio.

Eran momentos de cambio.

Intente ir paso a paso.

Tu creías que no sería más que eso.

La impotencia y los celos te cegaron.

 


 

Colmo mi paciencia tus celos que incrementaban con el tiempo.

Documentales policíacos me nublaron el pensamiento.

Cometí el error que pensar que estabas obsesionado.

Llegue a pensar que me harías daño.

Lo único que querías era darme amor.

 


 

No actuamos como deberíamos hacerlo.

Yo hice un juicio de valor mientras tu prevención te traiciono.

Nos alejamos aproximadamente un año.

Tiempo suficiente para extrañarte valorarte y cambiar lo que ahora siento.

Tu sin embargo, me olvidaste, hora alguien se a ganado espacio en tus pensamientos.

 


 

Volvimos a encontrarnos.

Mi corazón se acelero.

Mis ojos lloraron.

Mis recuerdos volvieron.

Y mis sentimientos afloraron.

 


 

Demasiado tarde.

Después de nueve años aproximadamente.

Después de extrañarte.

Vi lo que antes no quise ver.

Quiero lo que no puedo tener.

 


 

He sido honesta.

He dicho lo que no sale de mi cabeza.

Estoy a la espera de que te des cuenta.

Que al estar alejados, cada hora, de cada día.

Eran necesarios para que lo nuestro diera rienda suelta.

 


 

Anhelo el día, en que vuelvas a mirarme como lo hacías antes.

Que intentes besarme como lo hiciste tantas veces.

Que al corresponder tus besos, ser yo la única en tu mente.

La única que realmente quieres.

La única que siempre has querido y querrás eternamente.

 


 

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: