Cuando era niña, encontrar el camino de la vida que era para mi fue fácil, tenia claro que quería ser y hacer, con el paso del tiempo logre conseguir todo ello que alguna vez quise pero no fue suficiente, no me hacia feliz. Tuve que iniciar de cero en la búsqueda de aquello que me daría esa sensación de plenitud que tanto ansió.

Me gradué de mi Universidad amada del programa de pregrado que para mi era soñado. Obtuve una beca para hacer un MBA y obtuve un titulo MBA y MDF. Trabaje en un Banco y logre dictar Cátedra en un Universidad e incluso Cree mi propia empresa.

¿Que gane con esto?

Gane todo menos que lo que yo esperaba, lo que yo quería. Comencé a sentir miedo, inseguridad, aislamiento, insatisfacción por el exceso de trabajo, pocas horas de sueño.

¿Que sucedió?

No logre soportarlo, no pude evitar pensar que lo que mas quería necesariamente era lo que necesitaba. Lo deje, y eso me hizo sentir mas feliz y mas tranquila.

Decidí que dejaría que el tiempo me llevara por el camino correcto. Me llene de temor al pensar que quizá no habría nada mas para mi que eso que había dejado atrás.

Con un poco de paciencia todo fue tomando forma y a mi fue llegando la respuesta que tanto estaba esperando.  Feliz acepte que ese era mi destino y aquí estoy, escribiendo para ti, desde el fondo de mi corazón estoy poniendo sobre esta pagina en blanco cada palabra.

¡vivir!

Eso era lo que no había entendido.  Lo que debo hacer durante mi vida es ¡vivir! y llenare de recuerdos y risas. eso es lo que me dará la oportunidad de sentir tranquilidad y plenitud que se ha convertido en el anhelo de mi corazón.

Give me five

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: