26/05/2018

Desafío Guerreros – Medellín 2016

Una completa locura!!!

Ok! Aquí vamos!

Me inscribi a esa competencia, con el único objetivo de completarla y divertirme en el camino, lo cierto es, que no soy la mujer con mejor estado fisico asi que no esperaba un resultado increíble. jajajaja

Desde el momento en el que nos inscribimos, algunos amigos Couchsurfing y yo, comenzamos a entrenar, salíamos a trotar, hacíamos acto de presencia en el gimnasio jajaja, pero en fin, nos preparamos para el día de la competencia.

Desde la madrugada, todo fue risas, salimos de Medellín antes de las 5:00 A.M. hacia Santa Elena, después de cierto punto, debimos caminar bastante para llegar a la zona de combate.

Mi grupo salía a la 9:00 A.M., así que antes de eso, nos ubicaron a todos frente a la tarima, donde los entrenadores nos dirigian para hacer ciertos ejercicios, (me sentia en un entrenamiento militar jajaja) yo soy muy floja, así que me las ingenié para camuflarme y no esforzarme tanto. jajaja

Se llego el momento de la salida, arranque con un buen ritmo, pero perdí mis compañeros, así que decidí esperarlos, cuando me alcanzaron, seguimos juntos, atravesamos un pequeño charco de agua, y al sarlir, te encontrabas con un obtaculo de arrastre, ahi cometi mi primer error: al agacharme, no baje lo suficiente la cadera y me lastime con el alambre de púas, el cual terminó rasgando mi pantalón, y lo mas gracioso de esto, fue que no me di cuenta hasta el final de la carrera…

Luego seguimos trotando, pasamos algunos obstáculos pero en algún punto lo perdí a todos, pero esta vez, era yo quien estaba tras de mis amigos. jajajaja

No había alcanzado los 2 Kilómetros, cuando en un lodo que te cubría hasta un poco más arriba de las rodillas, se convirtió en mi tortura, resulta que al hundirme en el lodo, debía sacar el pie como fuera para dar el siguiente paso, en ese momento casi se sale mi zapato, así que al siguiente paso lo hice con más cuidado, pero lo que yo no sabía, es que ese pie estaba más enterrado en el lodo y mi zapato se quedó en el fondo, no lo pude recuperar, muchos de los que cruzaban con migo ese obstáculo, intentaron buscarlo pero fue imposible, así que a partir de ese momento, debí completar la carrera con un solo zapato, pero, era muy difícil caminar de esta manera, ya que un pie era muy liviano y el otro, por el agua y el lodo lo hacia muy muy pesado. así que decidí quitármelo, caminar descalza, y llevar el zapato en mi mano, como muestra de mi sufrimiento. jajajaja

Debí completar la carrera “a pie limpio”, atravesar caminos en roca, lodo, pasto, etc., escalar algunos obstáculos que sin zapatos eran algo complicados, pero estar así lo hizo más divertido!!!

En algunos obstáculos, hacia que escalar, con diferentes variaciones, al subir, debía lanzarme a un lago de agua helada, o atravesar una red y luego descender, etc., siempre recibía ayuda para subir, y yo pensaba que todos eran “tan caballeros”, lo que después me entere, es que en el primer obstáculo donde se me rasgo la ropa, no se rasgo, se rompió por completo, e hice mi carrera casi desnuda, con las nalgas afuera. jajajaja

Una de mis compañeras al llegar a la menta, me tapo para que no mostrara nada más, pero… ya no había nada mas que mostrar, ya todo se había exhibido jajajaja, para completar, fuimos a ducharnos por turnos, de manera que alguien se quedara cuidando las maletas de los otros, cuando yo iba camino a la ducha, seguía a una amiga, si fijarme a donde íbamos (pésimo error), yo veía al piso porque intentaba no lastimarme con las rocas, y BOOM! siento un montón de chiflidos y cuando levantó la cabeza, estábamos en la ducha de los hombres, todos desnudos, vi un par de nalgas pálidas y salí de allí como si nada pasara, solo pensaba que al estar embarradas nadie nos reconocería. jajajaja

Al salir de la ducha, esperamos reunirnos con los demás, y alguien dice: “imaginense que cuando me estaba duchando, comenzaron a chiflar, y cuando voltee a ver, eran dos nenas ahi viendonos, y yo justo en toda la entrada, me vieron todo”. Mi amiga y yo echamos a reír, y confesamos ser las responsables. jajajaja

Disfrute mucho de toda esa aventura, que fue una completa locura, quizás lo repita, pero primero debo tener un mejor estado físico.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: