Juemadre susto tan el que me pegue!!!

Imagínate que en él viaje a San Andes, una de las cosas que más deseaba hacer era ir a nadar con las mantarayas, pues cuando llego el momento, estábamos en un bote con más personas, (era un tour, claro!) pues yo fui la única que decision bajarse de el para “nadar” pues toque una  bueno, hasta todo bien, de repente, el guía, que por cierto era muy amable y gracioso, decidió hacerme un “bromita”.

Otro de los chicos que le ayudaban, me tomo por detrás, como abrazándome por la cintura, y como sabes, me asusto muy fácil, así que casi me infarto porque no lo vi llegar… pues luego, mientras el me sostenía, el otro puso la mantarraya sobre mí, casi me infarto, Dios! estaba muy asustada, cuando estoy así grito demasiado y muy muy fuerte, casi como si estuviese en peligro, trate de irme pero no podía, me eche hacia atrás pero lo que cause con eso es que pusieran la mantaraya más arriba de mis pechos, su cara tocaba mi cuello y aleteaba entre mi pecho y mi cintura, yo solo gritaba, sabes porque?

Gritaba porque recordaba al “cazador de cocodrilos”, el tipo era un teso con los cocodrilos, los tomaba tan fácil como coger un perrito, era absolutamente arriesgado, pero murió por la cola de una mantaraya… y pensé me tocaría, y estando tan cerca, en mi mente solo la hacia tocando mis pies con su cola, así que me encorbaba hacia atrás pero todo esfuerzo era inútil, después de varios minutos y muchos gritos, me soltaron y como pude me monte a ese bote y todos reían, pensaban gritaba como por ser graciosa o algo así y la realidad era otra, así que…

fue una experiencia divertida, lo repetiría si no me toca el mismo guía jajaja

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: