26/05/2018

Marcas de seducción

No le basta su sonrisa,

Tampoco esa mirada.

Sus labios como carnada,

Solo invitan a pecar.

Lunares en su cuello,

Besarlos es lo que anhelo.

Susurros en su oído,

Paso mi lengua con sigilo.

Su erección en mis caderas,

Me estremece y me condena.

Su mirada me incita a aumentarla,

Y yo deseosa por rodearla.

Ahora ambiciono besarla,

Y con mi lengua acariciarla.

Que sienta mis labios,

De la base a la cima.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: